Pontevedra volverá a tener cines. Vialia contará con Galicine para explotar las salas de su centro comercial.

galicine

Galicine, la marca con la que opera Coruña Films S.L. explotando por toda Galicia distintas multisalas, será quien convierta la capital del Lérez de nuevo, en una ciudad con cine. La empresa coruñesa, que ha ganado el concurso promovido por ADIF, se ha ido haciendo con distintos cines de la comunidad según se planteaba su cierre. Entre los últimos, en Vigo los viejos Cinebox reabiertos en mayo de 2010 tras seis meses de parón y recuperando el equipo humano que había trabajado allí hasta su clausura. Galicine también se hizo cargo en Lugo de los que habían sido Yelmo una vez cerraron sus puertas, pero la aventura de reabrirlos -con la denominación de Centro-, se acabó a finales del pasado abril. No era rentable realizar más inversiones en aquellas salas inauguradas a comienzos de los años 90.

Carballo, Riveira, Monforte, Vilagarcía de Arousa, Vigo y ahora Pontevedra completan pues ya una importante lista de multisalas, a las que se desconoce si en un futuro cercano podría acompañar también el complejo Cinebox de Ponte Vella en Ourense por la liquidación de la sociedad que los explota actualmente.

Severino Pato, gerente de la empresa coruñesa, ha confirmado que dos de las salas incorporarán tecnología 3D. Además, con la reapertura los cines contarán con una sala VIP y otras dos con butacas vibratorias como ya empieza a ser clásico en los complejos de nueva creación. Los quince antiguos empleados del cine pontevedrés, cuentan con una nueva oportunidad para retornar al mercado laboral, con gran probabilidad durante el mes de diciembre. En un máximo de 4 meses deben estar rematadas las obras, y de esa forma olvidar aquella última proyección del comienzos de junio.

Anuncios

La nueva LEFTIES abre mañana en Marineda City

lefties mc

Lefties, la cadena de moda para hombre, mujer y niño de Inditex, que abrió sin considerarse realmente cadena, un poco por la puerta de atrás hace ya 20 años, por fin crece y da un paso adelante para situarse como la marca de moda, que por precio, se sitúe bajo Zara en el mix de marcas de la multinacional con sede en Arteixo (A Coruña). La principal enseña de Inditex era en un principio quien abastecía de ropa con pequeñas taras o de temporadas pasadas, en un claro concepto “outlet”, a la nueva marca que de esa forma llegaba a rozar una delgada línea con los mismísimos Zara Reduced. Primark, la cadena de bajo coste irlandesa desembarca en 2006 en España -en Galicia a finales de 2008- y marca una revolución en precios que es secundada por un público de pronto, inmerso en la mayor crisis contemporánea del país. Associated British Foods marca con Primark la línea a seguir y muchos centros comerciales optan por ellos como segunda locomotora frente al paquete de tiendas de Inditex. La filial española de los irlandeses presentó unos beneficios a fecha 31 de agosto del año pasado, de casi 15 millones de euros.

leftiesin

El relanzamiento de la marca de bajo coste de Inditex, respetará el nombre pero no su imagen corporativa, que ha mudado definitivamente así como el concepto de las tiendas que hasta ahora poblaban calles y centros comerciales de toda la península. La diferenciación busca ser completa. Ahora la marca contará sólo con colecciones propias diseñadas en sus instalaciones de Tordera (Barcelona). Lefties en Marineda City es primicia y el sector mirará con atención su cambio de imagen y planteamiento. Se enfrenta a una prueba real de mercado, ocupando un local de unos 1.000 m2 de superficie donde ha de conquistar al consumidor coruñés, que a su derecha tiene C&A y a la izquierda en la planta superior, Primark. Precisamente, en la ciudad, desaparecerá la primera tienda que los irlandeses abrieron en Galicia el próximo 14 de septiembre a poco de alcanzar su primer lustro abierta. A Coruña cuenta con un segundo Lefties -con su vieja imagen y concepto- en el histórico local de la calle Torreiro.

La nueva cadena, que haría la número 9, dispone de más de 100 puntos de venta y supera por ejemplo la red de tiendas que Uterqüe tiene en España y Portugal. La idea parece que pasa no por competir directamente con Primark sino situarse en un punto medio entre los irlandeses y los suecos de H&M e incluso obviamente, Zara.